Home > Press Releases > Declaraciones autorizadas del licenciado Carlos R. Mercader, director ejecutivo de PRFAA, ante comentarios del senador Aníbal José Torres y otros
Carlos R Mercader 2017

licenciado Carlos R. Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico

24 de noviembre de 2018 – Washington – “En el día de hoy el senador Aníbal José Torres emitió unas declaraciones que son muy dañinas para nuestro pueblo ya que intentan desprestigiar a los aliados de Puerto Rico en el Congreso de los Estados Unidos.

“En primer lugar, estoy sorprendido por la actitud asumida en contra de los congresistas demócratas por Florida Darren Soto y Stephanie Murphy, quienes han sido grandes aliados de Puerto Rico en todos los frentes: salud, desarrollo económico, asistencia a las familias puertorriqueñas en la Florida, así como tantos otros.

“Atacar a congresistas que han defendido a Puerto Rico incansablemente es extremadamente irresponsable, máxime cuando se es consciente de la falta de representación de los puertorriqueños en el Congreso de los Estados Unidos.

“Aquellos que han estado callados en el proceso de asegurar el trato igual para todos los ciudadanos en Puerto Rico no responden a los mejores intereses del pueblo, sino a ideas que no ayudan a la definición política y a resolver el asunto colonial.

“Aníbal José Torres, además, continúa con su cantaleta sobre la participación electoral en el último plebiscito. Le recuerdo que en toda democracia ganan los que participan; no participar en un proceso electoral es simplemente ilógico y atenta contra los mejores intereses de su colectividad y de Puerto Rico.

“Tanto en el 2012 como en el 2017, el pueblo se expresó abrumadoramente a favor de la igualdad de derechos y responsabilidades, decir lo contrario es rechazar la realidad.

“La igualdad de derechos es el asunto más importante para todos los puertorriqueños. El congresista republicano Rob Bishop así también lo reconoce y por eso se menciona su exhortación al Departamento de Justicia a actuar sobre la ley vigente desde 2014 para llevar a cabo un proceso federal y que sea vinculante. Atacarlo, así como a los demás congresistas que apoyan un trato digno para nuestro pueblo como ciudadanos americanos, es ridículo y atenta contra el bienestar de millones de puertorriqueños.”